El mundo musical

Comparte el blog con tus amigos Compartir

jueves, 8 de julio de 2010

La Humildad

Este es un cuento que me gusta mucho, es de esos que me causaron esa sensación de haber encontrado un tesoro. Estoy segura que muchos de vosotros ya lo habréis leído, pero no puedo resistirme a ponerlo para hacer una pequeña reflexión sobre la humildad...

La carreta vacía

Caminaba con mi padre cuando él se detuvo en una curva y después de un

pequeño silencio me preguntó:
- ¿Además del cantar de los pájaros, escuchas alguna cosa más?
- Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
- Estoy escuchando el ruido de una carreta.
- Eso es -dijo mi padre-.
Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre:
- ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos?
Entonces mi padre respondió:
- Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía,... por causa del ruido.
Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona hablando
demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna o
violenta, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de
menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:
''Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace''
La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás
descubrirlas.

Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es
dinero.
Y nadie está más vacío que aquel que está lleno de egoísmo de un supuesto Mi Mismo

Cuanto más vacía está una persona más ruido hace.... igual que una carreta, por eso es fácil reconocerlos. Y aunque en mi caso particular aún sigo estando bastante vacía, he tenido la suerte de percatarme a tiempo... Ahora dedico todos los días un rato a cargar cosas valiosas en la carreta ¿Y sabéis que? ¡Que me gusta cada vez mas hacerlo!


Si has sido una carreta vacía que supo llenarse FELICIDADES.... Si aún estas vací@ puedes empezar a llenarte cuando creas que es el momento.....

Que tengáis un feliz día

*Cuchu*

10 comentarios:

  1. Ya lo había leído alguna vez, pero me gustó mucho que lo compartieras con nosotros, para volverlo a recordar, porque este relato tiene mucha sabiduría y nos invita a la reflexión, y es que la humildad es un gran tesoro, llenémonos de cosas positivas, y tiremos las que nos hagan daño y no sirvan para nada, que molestan.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Es de los cuentos más didacticos que he leido, así como llevamos el peso de las desgracias, deberiamos preocuparnos de sustituirlas por las alegrias, son menos pesadas ...
    Buen fin de semana Cuchu!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. gracias por este precioso cuento, dudo que tu carreta esté bastante vacía, por el contrario creo que está cargada de belleza y sabiduría!
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es un cuento precioso y preciso,sí.Muy aleccionador.
    Yo por nada del mundo querría ser carreta vacía,pero supongo que aún me faltan muchos huecos que llenar de ella.
    Estoy en pleno proceso de investigación,para ver si algún día puedo llenarla por completo antes de irme...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bello y profundo.
    La prepoténcia es padre del immenso ruido que escuchamos del que cree que sabe.
    Dar la palabra cuando se te pregunta o en momentos puntuales, sin que esa sea mucha, es sinónimo de sabiduría.


    Un abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Maria
    Si... a mí me gusta mucho. Por cierto que bien y que bonito escribes en tu blog.

    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Eurice cariño un besazo y buen fin de semana!!!

    Y gracias por las preciosidades que nos escribes en tu blog

    ResponderEliminar
  8. Patricia
    Gracias...intento dejar de hacer ruido llenando mi espacio interior de cosas verdaderas ¡espero conseguirlo!

    Mil besos

    ResponderEliminar
  9. Marinel
    solo con intentarlo ya se está llenando de sensibilidad...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Olga i Carles
    Una definición muy acertada...espero verte a menudo por aquí.

    Bienvenida a esta tu casa.

    Muchos besos

    ResponderEliminar