El mundo musical

Comparte el blog con tus amigos Compartir

jueves, 25 de marzo de 2010

La Ventana

Hay un cuento que cuando lo leí me impactó bastante......hoy me gustaría compartirlo con vosotros. Seguramente muchos ya lo hayáis leído, pero es tan bonito que merece la pena volver a hacerlo.....

Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones. Su cama daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba.

Los dos charlaban durante horas. Hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, dónde habían estado de vacaciones.

Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosa que podía ver desde la ventana. El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior.

La ventana daba a un parque con un precioso lago. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad.

Según el hombre de la ventana describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena.

Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando. Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras.

Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entró con el agua para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía. Se llenó de pesar y llamó a los ayudantes del hospital, para llevarse el cuerpo.

Tan pronto como lo consideró apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambió encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación.

Lentamente, y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fín tendría la alegría de verlo él mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama… y se encontró con una pared blanca.

El hombre preguntó a la enfermera qué podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le indicó: “Quizás sólo quería animarle a usted”.

Dedicado a todos los hicieron de Juan alguna vez....

domingo, 21 de marzo de 2010

La Sonrisa

No hace mucho estuve viendo un documental sobre un monje budista. Hablaba de la sonrisa. El discurso trataba del poder de la sonrisa. Si sonríes, aunque no te apetezca, esa sonrisa hace que tu cerebro la registre y empiece a sonreír tu interior....la gente que te rodea reacciona positivamente ante una sonrisa . Evidentemente yo sonreí para comprobar la veracidad de sus palabras, y ciertamente quedé muy sorprendida al notar que sonriendo ante el espejo durante un rato, cambia el nivel de optimismo/pesimismo....te hace sentir mejor en cuestión de unos minutos.

Sin saberlo yo siempre tengo una sonrisa para los demás...es algo innato en mí. Y tengo que decir que quizá por esa sonrisa caigo bien a la mayoría de la gente.
La sonrisa transmite en nosotros un "soy amigable", "soy agradable", "puedes confiar en mí", etc. Y aunque muchos piensen que es algo tonto estar sonriendo ante cualquier acción de nuestra existencia, la realidad es bien distinta. La sonrisa es un poderoso talismán que abre puertas a nuevas oportunidades en tu vida. La sonrisa es la miel que nos endulza la vida, y no solo a nosotros, también a los que nos rodean.
Cuando recibes un duro golpe no empiezas a reírte, ni puedes sentir alegría....pero sí puedes dibujarte una sonrisa en el espejo para luchar con mas fuerza.
Sonríe cuando lloras.... Sonríe cuando estás triste.... Sonríe cuando sufres.... porque es una forma muy saludable de controlar tus sentimientos y tu actitud ante las contrariedades.
"Sonríe a la vida, a pesar de las circunstancias... algún día ella te devolverá la sonrisa"

*Cuchu* Safe Creative #1003215793421

lunes, 15 de marzo de 2010

El Espejo

Recuerdo una frase que se me quedó grabada hace muchos años. Yo tendría diecisiete años y mi padre me dio permiso para ir con unos amigos a un concierto.... una vez en la calle dos de mis amigos discutían porque teníamos que ir en dos coches, y los dos querían que yo les acompañase, uno de ellos muy ofendido por la resistencia del otro dijo: "Ni que ella fuera un espejo" refiriéndose a mí. Yo al escuchar aquello me quedé pensando ¿Porqué ha dicho eso?. No entendí el significado de la frase, era demasiado joven e inocente.
   
*******************************************************
¿Somos espejos?

Algunas veces me he sentido algo insegura....pocas la verdad, pero fuera de mi entorno me fijo en lo que los demás reflejan sobre mí..... Eso es válido si te miras en alguien que sea sincero. Por eso no me creo todo al pie de la letra. La hipocresía siempre te devuelve un falso reflejo de ti. Llegados a este punto la pregunta es ¿ porque tengo que mirarme en los demás? En mi caso lo necesito para orientarme si voy bien o mal....yo puedo estar equivocada sobre mí misma.


Cuando hablo del reflejo que emanan los demás de nosotros, no me refiero a su opinión. Me refiero al sentimiento que despertamos en los demás, a la simpatía o al rechazo. Los maltratadores son un ejemplo de lo que digo.... ellos ven su reflejo en sus víctimas y eso les enfada mas, no les gusta lo que ven.Y en vez de pensar en cambiar esa imagen de sí mismos, echan la culpa a los demás....
Por eso es tan importante buscar lo mejor de cada persona... porque eso será lo que reflejemos incitando a que el otro mantenga esa imagen....
También hay quien  ve una imagen distorsionada de su persona, unos superior a la real y otros inferior.
Inevitablemente todo esto afecta directamente a nuestra autoestima.

Me encantaría saber vuestra opinión.

sábado, 13 de marzo de 2010

Trébol de Cuatro Hojas

Siempre he sentido atracción por los tréboles. Recuerdo que cuando era pequeña sentía una tremenda ilusión buscando tréboles de cuatro hojas. Aún sigo haciéndolo, si me encuentro algún lugar con tréboles, ahí me quedo mirando hacia abajo por si "la suerte" y encuentro uno...además de que tengo una jardinera de tréboles que florecen en verano.
No creo en la suerte. Pienso que es algo que nos inventamos para justificar la desigualdad entre nosotros. ¿Porque otro vive mejor que yo? Cada uno se fragua sus avatares dependiendo de su actitud.... El que se pasa la vida pensando que le van a robar, casi con seguridad le robarán. Nosotros hacemos que pasen las cosas sin darnos cuenta de ello.
Y como ya he soltado un rollazo demasiado largo, me estreno con éste artículo que explica la leyenda del trébol.

*******************************

El trébol de cuatro hojas ha sido, desde tiempos inmemoriales, considerado un símbolo mágico protector ante la mala suerte, ante la locura, ante la ruina económica y ante los males que pueden destruir la unión entre dos personas। Incluso los cristianos llegaron a considerarlo una representación, de la mano de la Madre Naturaleza, de la cruz en la que murió, para finalmente resucitar, Jesucristo.

Según los científicos, por otro lado, el trébol de cuatro hojas no es sino una mutación, algo que falló en la genética y que produjo una anomalía. Dicen que si hablamos de probabilidades, la de encontrar uno es de nada menos que una entre diez mil, (claro que, si lo miramos así, ¿acaso eso no es tener suerte?). Por cierto, hoy en día están considerados una especie vegetal en vías de extinción.

Pero volvamos a su simbología… Ya hemos visto que sus poderes son amplios, que protegen el amor, la riqueza y hasta la salud mental. Se sabe que en el Antiguo Egipto se regalaba a los que iban a unirse los tréboles de cuatro hojas para que su amor perdurara a través del tiempo, y los niños los llevaban al cuello como protección ante el mal.

Pero, ¿ de dónde parte la magia del trébol de cuatro hojas?. Según cuenta una antigua leyenda, todo empezó cuando Eva fue arrojada del paraíso y en su marcha cogió uno de estos tréboles peculiares para que la protegiera frente a seres maléficos invisibles que, de esta manera, serían mostrados ante sus ojos y de la locura ante tanta visión terrorífica. Así, este tipo de trébol adquirió poderes mágicos y se ha convertido, a lo largo de los siglos, en protagonista de diferentes rituales que buscan la buena fortuna tanto en el amor como en la prosperidad.

Así, por ejemplo, llevar uno en la cartera beneficia tu economía y ponerlo en tus zapatos te ayuda a caminar con buen pie. En cambio también existe una creencia arraigada que afirma que si una mujer soltera en edad de casarse encuentra uno, (por casualidad, por supuesto), se casará con el primer varón que encuentre en su camino a partir de ese instante.
Autor: Carmen Márquez