El mundo musical

Comparte el blog con tus amigos Compartir

sábado, 22 de mayo de 2010

El Viajero y el Anciano



El viajero empezó su viaje el día de su nacimiento...... Se encontró en un camino y empezó a recorrerlo ávido por conocer todo lo que encontraba a su paso. En la niñez se encontró con una piedra grande... muy grande que le entorpecía la visión y el paso. Como quería seguir avanzando cogió la piedra y la guardó en su mochila.... Siguió recorriendo el camino y recogiendo cosas que encontraba. Una vez cogió una pluma que le regaló un hermoso pájaro, en otra ocasión se guardó una rosa que le hizo sangrar con sus espinas.... El viajero se convirtió en un hombre, y su mochila estaba llena de cosas que se le cruzaron en el camino... no quería perder ninguna de ellas, pues todas significaban algo en su viaje.
Se empezó a sentir cansado porque desde un tiempo atrás todo era cuesta arriba. Se fijó en otros viajeros y algunos subían las cuestas como si nada, incluso mas viejos que él y con las mochilas llenas a rebosar... ¿ Porque no se cansan ?Su viaje empezó a convertirse en un martirio.... no podía mas. Un anciano se acercó al viajero, y con una sonrisa serena le preguntó-¿necesitas ayuda? pareces muy cansado y abatido....
El viajero miró al anciano con tristeza y le sorprendió esa sonrisa. Le preguntó con mucha curiosidad...-Eres mucho mas viejo que yo y no pareces cansado. Se te ve feliz ¿cómo lo haces?
Anciano: Tienes razón, soy feliz, y no estoy cansado.
Viajero: Pues no lo entiendo, porque llevas una mochila mucho mas llena que la mía...
Anciano: Tienes razón. ¿Que llevas tu en tu mochila?
Viajero: Llevo piedras que fui encontrando....algunas son maravillosas. Tengo plumas de todos los colores, flores, trozos de metal, oro, libros, muebles, cuadros y un montón de cosas que son parte de mi paso por el camino-. Contestó el viajero con gran orgullo de sus logros....
Anciano: Pues yo en mi mochila llevo amor, comprensión, cariño, amistad, alegría, música, colores, rayos de sol, brillo de estrellas,brisa del mar y todas las sonrisas que fui encontrando me las guardé....
Viajero:Yo no he cogido ninguna de esas cosas que dices, no me fijé en ellas....
Anciano: Pues todas estas cosas que llevo son de un valor incalculable y sin embargo no pesan nada, por eso mi viaje es placentero, no me canso nunca de llevarlas y me dan felicidad....
Viajero: A partir de ahora procuraré coger cosas como las tuyas.... yo también quiero sentirme ligero y feliz.
Anciano: Antes tienes que vaciar tu mochila de todas esas cosas materiales que pesan tanto y no dejan sitio para lo que realmente te hará feliz en el camino.
Viajero: ¿Qué dices? Voy cargado de tesoros... Son mis experiencias de viaje, son mis cosas. No pienso vaciar mi mochila.... eres un viejo loco!!
Anciano:Pues entonces sigue tu camino hasta que no puedas mas..... Llegará un día en el que tu mochila será demasiado pesada, y tendrás que ir arrastrándola entre sollozos, y maldecirás quejándote del camino que te ha tocado recorrer. Cuando llegue ese momento recuerda lo que te digo ahora "solo tu decides que quieres llevar en la mochila " a lo largo de tu viaje. Y no olvides que el camino es igual para todos, "nuestra carga es lo que marca la diferencia".
autor *Cuchu* Safe Creative #1005226362337


Espero que os guste, pero sobre todo espero que os aporte algo positivo...... a ver si yo me aplico mis propias reflexiones para dar ejemplo jaja.
Un beso a todos y buen fin de semana.

Raquel este cuento es un regalo para ti....ya se que te ha gustado mucho, pero lo pongo aquí para que sea un regalo auténtico.

15 comentarios:

  1. Me encanta este cuento! de hecho estaba escribiendo algo parecido: viaje, mochilas llenas, viajeros ligeros y felices... Joer, esque es muy, muy parecido...

    Gracias por regalármelo, a cambio te doy la mas feliz de las sonrisas!

    ResponderEliminar
  2. Joer...te acabo de chafar la historia jajaja a ver si me colao en tu coco jajajajaa

    ResponderEliminar
  3. ei! cuchu me gustó la narración le da un significado a la vida, hace nueve años cargué con una pesada mochilla, cada vez mas cargada y pesada, tanto que ya no puedo andar, respiro con dificultad, sol me dejó un hilito de voz, lo que no pudo esta pesada mochilla es robarme mi sonrisa, me paseo siempre con ella puesta, la regalo al mundo, a los paseantes, a todo hijo de vecino, y me quedo tan a gusto, ha! Mi pesada mochilla irá, cual caracol siempre conmigo tiene un nombre corto, no es muy conocida, diría que es “La Gran Desconocida” una ELA (esclerosis lateral amiotrófica) Gracias por regalarme tus palabras, un abrazo con la mejor sonrisa Josep

    ResponderEliminar
  4. jrrof a veces se nos cuela en la mochila algo que no elegiriamos nunca..... pero las cosas buenas como las del anciano son las que trascienden. Tu sonrisa no solo es una sonrisa, es mucho mas que eso. Es muy facil sonreir cuando todo es perfecto....ese tipo de sonrisa no es la que yo cargaré en mi mochila. Tu sonrisa y tu firmeza....están ya en mi mochila para siempre, porque esas son las cosas que merecen la pena.

    Gracias por impregnar este rincón con tu esencia.

    Un beso grande...grande....grande para tu mochila.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa muy bonito e interesante relato,
    las imagenes preciosas, un placer leerte.
    que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ricardo. He pasado por tus blogs y me he quedado prendada, ya me tienes como seguidora incondicional. Y por supuesto me he tomado la libertad de ponerte en mi lista de blogs.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pero que bien que te ha quedado!!!, y que positivo, si. Enhorabuena por el relato. Yo tengo que ir a vaciar mi mochila de algunas cosas que pesan y no me sirven.
    Ah, estupendo eso que te dices a ti misma en el cuento (...a ver si yo me aplico mis propias reflexiones para dar ejemplo.
    Abrazote. Jabo

    ResponderEliminar
  8. Hola Jabo
    Viniendo de ti es un gran honor el que me haces... eso sin mencionar lo orgullosa que me siento....bueno mencionándolo jajaja

    Ya sabes que ayer descargué mi mochila de cosas que me pesaban demasiado, y ha sido un gran alivio para mi... De ahí salió este cuento.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola y buenas noches...

    Paso a desearte un buen domingo.. felices sueños con un beso.

    PD. Últimamente vengo poco, el trabajo me tiene atrapada...

    ResponderEliminar
  10. Balovega
    Buenas noches y mejor Domingo
    Me alegra mucho que hayas venido, y siempre que puedas hacerlo te recibiré contenta.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  11. querida Cuchu, vengo desde tu otro blog, sin duda, es un verdadero placer haberte conocido!!
    maravilloso cuento!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Patricia
    Para mi tambien lo es, me gusta tu blog y espero que nos veamos de vez en cuando.
    Me alegra mucho que te guste el cuento.

    Gracias por venir.

    Besos grandotes

    ResponderEliminar
  13. Cuchu...qué placer que me hayas encontrado para encontrarte yo a ti.
    Es un cuento hermosísimo,lleno de aprendizaje; importante aprendizaje.
    Yo quiero mi mochila llena de las cosas del anciano, de lo verdaderamente útil,y así viajar mi camino rebosante,feliz y ligera como una pluma...
    Precioso,de verdad.
    Volveré con tu permiso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Encantada de tenerte aquí Marinel.... me alegra mucho que este rincón de esencias positivas se llene de gente acorde con esa esencia.

    Tengo que decirte que tu blog es una joya, lleno de belleza y suavidad para el espíritu.

    Te veré pronto aquí o en Palabras Derramadas-

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Perdón Letras derramadas jaaja que se me traban las letras...digo las palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar