El mundo musical

Comparte el blog con tus amigos Compartir

domingo, 11 de diciembre de 2011

La Verdadera Navidad


Siempre me ha gustado mucho la Navidad, me aportaba alegría e ilusión vivirla. Luego, con los años, seguía gustándome de igual manera, pero pensaba "¿por qué no somos todo el año tan generosos como en Navidad?"... Lo cierto es que yo, como la mayoría de las personas, celebraba estas fechas haciendo una gran cena, donde no faltaba cordero, marisco y champán. Haciendo un gasto extraordinario "porque la Navidad es la Navidad".

Todo ha cambiado en mí. Los últimos años han sido duros, y especialmente este que estamos a punto de terminar...

Esta Navidad la viviré de una forma muy distinta, porque de primer plato serviré cariño en lugar de marisco; de segundo habrá mucha comprensión sustituyendo al cordero; como postre serviré una fuente variada de dulces de solidaridad, generosidad, amor al prójimo… y brindaremos con zumo de esperanza.

No haré ningún gasto extra, porque este último año lo ojos del alma se me han abierto, y todas las Navidades que he vivido, ahora me resultan un poco absurdas... Este año soy mucho más pobre que nunca, en bienes materiales, pero todo lo que he perdido me ha enriquecido como persona, me ha hecho ver que “la verdadera Navidad es humilde y solidaria”, y así la viviré.

Este convencimiento, o cambio en mi forma de ver la vida en general, incluidas las fiestas navideñas, a cada uno nos llega en algún momento. A los que aún no les ha llegado, sería bonito que dedicasen, una pequeñísima parte de sus gastos extraordinarios, para ayudar a alguien que lo necesita.

Os deseo unas felicísimas Navidades y que el año 2012 sea mucho mejor para todos, por mi parte, este año será el que más disfrute de toda mi vida.

María Jesús



5 comentarios:

  1. Es emotiva tu forma de enfocar la Navidad.
    Ya ves, a mí estas fiestas nunca me han gustado, siempre las he vivido un poco triste y no es precisamente por haberme faltado comida o amor, pero, yo asocio la Navidad, con días de reflexión, siempre me he acordado de los que no tenían, de los que pasaban frío y yo... que allí estaba rodeada de cariño y amor, en mi mesa no faltaba nada.
    Siempre he tenido la sensación de que el mundo está mal repartido, unos lo tienen todo y otros...
    Te dejo un fuerte abrazo en ese tierno corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. Excelente menú amiga mía, me sumo a él. Y me alegro mucho por ese despertar del alma.

    “Años duros”, no siendo necesarios en sí, lo son en cuanto toque de atención... No son “necesarios”, y sin embargo se dan... Una bendición del Cielo como bien sabemos los que los hemos pasado.

    Este año no eres más pobre María Jesús... puede que tal vez te falte algo, de momento, que ayer estaba... Te aseguro que lo sigue estando... en conciencia y en potencia... al alcance de la mano... ¡Extiéndela!

    La humildad que señalas es la del corazón...

    El pan nuestro de cada día dánosle hoy... Pan representa todo lo que puedas necesitar o desear... ¡Pide... y se te dará!

    Un fuerte abrazo y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Te aseguro Ernesto que no me siento pobre, al contrario, me siento más rica que nunca... es cierto que son innecesarios los "años duros", pero ayudan mucho e incluso facilitan "el despertar" del que hablas y a mí me ha llegado, gracias a Dios... es tan diferente mi visión del mundo... esas cosas que siempre han estado ahí y que no las vemos; en mi caso ahora veo muchas más cosas.

    Un abrazo y feliz Navidad

    ResponderEliminar
  4. Kasioles recibo tu abrazo con alegría... esta Navidad para mí va a ser la más auténtica y feliz de toda mi vida y deseo que sea igual para todos.

    Un abrazo muy grande y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  5. Ojala pudiésemos meter el espíritu de navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año. (Harlan Miller)

    Te deseo una feliz navidad y que todos tus deseos se vean cumplidos en el próximo año.

    Un beso.

    ResponderEliminar