El mundo musical

Comparte el blog con tus amigos Compartir

sábado, 11 de septiembre de 2010

Un mundo multicolor

Este cuento lo escribí para mi blog "Cuentos Infantiles de Cuchu", luego lo reformé en el word y me dí cuenta que habia quedado muy bien para adultos. Ese es el motivo de ponerlo aquí...tiene cosas que enseñarnos, espero que os sirva de ayuda para aclarar algunas ideas.... si no pues que al menos os entretenga un rato.

En una mañana lluviosa, el Sol se asomó entre las nubes, dejando paso a sus rayos de luz a través de las gotas de agua. El Arco Iris no pudo resistir la tentación de salir a lucir con orgullo todos sus colores. Brilló con gran maestría desplegando toda su belleza en el cielo, deslumbrando a todos los habitantes de la tierra.

Los colores presumían a sabiendas de que el Sol disfrutaba iluminándoles; ese día el Arco Iris los lucía más bonitos que nunca. Solían hablar de la belleza que aporta cada uno de ellos a la naturaleza.

El color VERDE muy orgulloso le dijo a los demás colores: -Yo soy el más importante de los colores, sin mí no habría verdes praderas, los bosques no tendrían color, la esperanza quedaría invisible, yo soy el color de la naturaleza mayoritariamente, soy más abundante que todos vosotros

El color ROJO muy pasional contestó: -Eso no es del todo cierto, el rojo viste los bosques junto con el naranja y amarillo en otoño; en esa estación del año tú no eres el color predominante de la naturaleza, además la sangre de los seres vivos es roja. Represento la pasión, el mundo es más llamativo cuando estoy presente.

El color AZUL habló un poco molesto: -Yo doy color al cielo, y al mar, y lo hago en las cuatro estaciones del año sin presumir, y por supuesto no me creo el más importante, también soy muy abundante, estoy muy presente todos los días del año, y represento la vida. Deberías tener más humildad. Tienes demasiado orgullo y ofendes a todos con tu soberbia.

Los demás colores también protestaron diciendo que ellos dan colorido a las flores, a los animales, y a muchas más cosas. A nadie le gustó el comentario del color VERDE.

Siempre estaba con lo mismo, le gustaba ser superior a todos. Por más que le dijeran, el VERDE siguió diciendo que es el más importante sin tener en cuenta a los demás. Era demasiado orgulloso y egoísta, se merecía una lección.

Le dejaron solo en la Tierra, ahora tendría que demostrar que él solito era suficiente para embellecer con su color toda la naturaleza. Que es el más importante e imprescindible.

Al día siguiente cuando el sol volvió a salir algo había ocurrido, todo era VERDE, las flores eran todas del mismo color, los árboles tenían el tronco tan verde como las hojas. El agua del río no se distinguía porque era exactamente del mismo color que las hojas verdes de las flores, y lo peor de todo, EL CIELO ERA TAN VERDE COMO LOS TRÉBOLES.

El paisaje ya no tenía contrastes, la nieve de las montañas estaba del mismo color que la hierba, ya no parecía nieve....

¿Qué había ocurrido con los demás colores? Ahora todo estaba monótono y aburrido, sin colorido el verde no resultaba tan bonito, más bien al contrario.

-¿Dónde están todos? – dijo VERDE aterrorizado –

Se sentía muy solo, desde que los colores desaparecieron, los pintores no tenían interés en crear nuevas obras de arte, si pintar un cuadro, con solo un color, resulta aburrido ¿Quién quiere pintar todos sus cuadros con ese único color?, los fotógrafos dejaron de hacer fotos porque parecían una mancha verde, todo dejó de tener encanto sin los demás colores. Todo era monótono y sin contraste. Nadie se fijaba en las flores, los niños no dibujaban, porque no sentían la curiosidad que da el cambiar las cosas de un color a otro, el Arco Iris ya no salía a lucirse, su alegría se había esfumado… La tierra se había convertido en un lugar aburrido.

El color VERDE se dio cuenta que había sido muy soberbio al pensar que era el más importante. Ahora estaba entendiendo que para que a unos les guste el color VERDE es necesario que haya color ROJO, AMARILLO, NARANJA, AZUL, VIOLETA, y todos los demás colores.

-Tengo que encontrar a mis amigos para que el mundo vuelva a ser tan bonito como antes-

Entonces pensó que la mejor forma de pedir perdón era desaparecer del Arco Iris, tarde o temprano sus compañeros se darían cuenta que ya no estaba, y quizá entonces volvieran a su lugar.

Todo quedó incoloro, el Arco Iris desapareció, las nubes ya no eran blancas, en realidad no tenían color alguno… Las personas se sentían muy tristes sin motivo aparente – no sabían que los colores mantienen los estados de ánimo. Si hay colorido, hay alegría…

El Sol tampoco podía lucir sus rayos como antes, porque no hacía brillar nada en la Tierra desde que se fueran los colores. ¡Pensó que tenía que buscar una solución y rápido!

Se dedicó a buscar todos los colores por el cielo durante la noche. Se encontró con el VERDE en el planeta Escondido, habló con él: - Esto no puede seguir así, si quieres que tus compañeros vuelvan, tienes que pedirles perdón, porque los has ofendido… - dijo el Sol con cariño, pues sabía que Verde estaba arrepentido. – Te ayudaré a encontrarlos – concluyó el Sol.

Tardaron tres noches en encontrar a todos los colores del Arco Iris. Verde se disculpó y les pidió que volvieran. Había aprendido la lección.

Los colores hicieron las paces con el color y decidieron volver a su lugar.

Todo volvió a tener colorido, la alegría volvió a la naturaleza, las flores volvieron a lucirse orgullosas, el Sol hacía brillar de nuevo los colores con sus rayos.

El Arco Iris habló con el VERDE para asegurarse que nunca más volviera a pasar algo así.

-He comprendido que la variedad hace que todos seamos valorados. Siento mucho haber sido tan tonto- contestó el VERDE con humildad.

El Arco Iris se alegró de que por fin todo volviera a la normalidad. Los campos, las flores, el río, el cielo; ahora todo volvió a tener su belleza, acentuada por el contraste de los colores. Cada color lucía su belleza por ser diferente de los otros.

Desde entonces todos saben que ninguno es más importante que los demás, y que no cuenta si es frecuente, más utilizado, o más visto. Sin los otros colores su belleza no destacaría.

Volvió a llover, y el Sol quiso asomarse de nuevo entre las nubes, para dar una nueva oportunidad al Arco Iris, que lució mar precioso que nunca; pues al estar todos sus colores en armonía, su brillo era tan deslumbrante que pintores y fotógrafos salieron a retratarlo.

Cada uno de nosotros es tan importante como los demás. Ser distinto no es mejor ni peor: LA NATURALEZA EN MULTICOLOR ES MUCHO MAS BONITA…

Cada uno de nosotros es necesario, porque somos el complemento del resto.



*Cuchu*


Felíz Domingo a todos

11 comentarios:

  1. Que reflexión tan soberbia Cuchu.
    El mundo es un compendio de colores.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Amén.
    Precioso cuento colorido,donde su significado es lo más importante,lo mas grande e inolvidable.
    Todos damos color al mundo y ahí radica su belleza.
    Gracias por estas enseñanzas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es la importancia de la diversidad, de la riqueza en plantas, animales, y lugares distintos en cada sitio. Gracias a la naturaleza, que crea y diversifica.
    De las distintas caracteristicas de las personas. Somos muy diferentes, personas, paises, sitios y lugares, pero también idiomas, religiones, actitudes...
    Toda esa diversidad es lo que nos hace vivir en un planeta, único e irrepetible. Por eso debemos cuidarlo bien, porque todo, todo esta para algo.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    ¿Cómo estas??
    El titulo ya me encanta, el mío ya esta ahora no lo puedo cambiar, jijijiji También en el perfil de mi blog tengo una frase de la Madre Teresa de Calcuta.
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestros comentarios, que enriquecen el blog y dan sentido a todo lo que hay en él.

    Os quiero...besos

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado muy bien el cuento lleno de luz
    y de color, ingenioso, reflexivo y bello,
    siempre es un placer pasar a leerte.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ricardo
    gracias por visitar ésta que es también tu casa. Me alegra que te gustara el cuento.

    Un abrzo y feliz semana a tí también.

    ResponderEliminar
  8. Es como que tomaste una paleta de pintor y desparramaste los colores en este maravilloso cuento que acabo de leer. Precioso!

    Muchas gracias por tu visita!

    BESOTES GUAPA Y FELIZ OTOÑO!

    ResponderEliminar
  9. Stanley
    Me agrada mucho tu presencia... desprendes brillos de vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Un cuento muy reflexivo cuchu, eres una gran artista tanto de la pluma como de los pinceles como denota este fantástico cuento donde los colores toman forma.
    Un besote enorme amiga.

    ResponderEliminar